Lluvia al “corazón”

Muchos de vosotros reconoceréis el título de este artículo ya que así se llama la nueva canción de Maná. Pues bien, he querido utilizarlo para este nuevo post porque me parece que está muy ligado al tema que quiero tratar hoy.

Y es que hace tiempo que me pregunto qué les pasa a los jóvenes de hoy en día. Veo como día tras día se derrumban ante las dificultades que les pone la vida  y no puedo evitar ponerme triste al pensarlo. Es descorazonador.

Me embarga la tristeza cuando lo pienso pero, sobre todo, me irrita. Me irrita la impotencia de no poder hacer nada por los que se deprimen, por lo que dejan de creer en sí mismos, por los que no se esfuerzan por conseguir lo que quieren. Pero por suerte tengo la posibilidad de compartir mis sentimientos y ayudar a alguien que lea esto y que quizá esté pasando por un mal momento.

Y es que nadie dijo que la vida fuese fácil pero sí bonita. Si nos paramos a pensar diez minutos al día en los buenos momentos que hemos vivido nos daremos cuenta de las cosas tan bonitas que nos suceden a diario.

El simple hecho de respirar ya es un privilegio ya que son  muchos los que han dejado de hacerlo. Si lo pensamos bien nos daremos cuenta de que la vida nos da todo los medios para llevar a cabo nuestros sueños y, por contra, lo único que se nos exige es un poco de fe y empeño.

 Si no me creéis podéis comprobarlo. Fijar vuestros esfuerzos en un pequeño fin y creer en las posibilidades de realizarlo. Os daréis cuenta de que todo esfuerzo tiene su recompensa. Además, no creo que perdáis nada por intentarlo.

Dejemos de fijar la vista en lo malo y hagámoslo en lo bueno. Disfrutemos de los pequeños placeres de la vida como la comida, el sol, las charlas con los amigos, los momentos románticos en familia y no nos obcequemos tanto en lo que no sucedió o no debió suceder.

Porque amigos esto que estamos viviendo se llama vida y desgraciadamente, por lo que sabemos, solo hay una. Y si nos dejamos arrastrar por el desasosiego, la rutina, el miedo o la vagancia cuando queramos vivirla ya será demasiado tarde.

Si os parece voy a proponeros un plan. Es sencillo: intentar ser más felices cada día. Creo que es un objetivo bastante agradable y además todo lo que puede aportarnos es bueno.

Si pensáis en algún día en que no se sabe por qué razón os levantasteis felices y reflexionáis sobre lo que os ocurrió comprobaréis que todo fue bueno ¿Por qué? Os preguntaréis. Pues bien, eso se debe al simple hecho de que cuando nos sentimos bien con nosotros mismos desprendemos una energía positiva que atrae. Si no me creen también les invito a comprobarlo.

Bueno yo ya les he ofrecido un nuevo propósito. Ahora dejo en sus manos llevarlo a cabo o no. Además, también les voy a dar una pequeña pista para empezar. Comiencen realizando todo aquello que siempre han querido hacer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: