Lluvia al “corazón”

Posted in Uncategorized on junio 28, 2011 by inesgranados

Muchos de vosotros reconoceréis el título de este artículo ya que así se llama la nueva canción de Maná. Pues bien, he querido utilizarlo para este nuevo post porque me parece que está muy ligado al tema que quiero tratar hoy.

Y es que hace tiempo que me pregunto qué les pasa a los jóvenes de hoy en día. Veo como día tras día se derrumban ante las dificultades que les pone la vida  y no puedo evitar ponerme triste al pensarlo. Es descorazonador.

Me embarga la tristeza cuando lo pienso pero, sobre todo, me irrita. Me irrita la impotencia de no poder hacer nada por los que se deprimen, por lo que dejan de creer en sí mismos, por los que no se esfuerzan por conseguir lo que quieren. Pero por suerte tengo la posibilidad de compartir mis sentimientos y ayudar a alguien que lea esto y que quizá esté pasando por un mal momento.

Y es que nadie dijo que la vida fuese fácil pero sí bonita. Si nos paramos a pensar diez minutos al día en los buenos momentos que hemos vivido nos daremos cuenta de las cosas tan bonitas que nos suceden a diario.

El simple hecho de respirar ya es un privilegio ya que son  muchos los que han dejado de hacerlo. Si lo pensamos bien nos daremos cuenta de que la vida nos da todo los medios para llevar a cabo nuestros sueños y, por contra, lo único que se nos exige es un poco de fe y empeño.

 Si no me creéis podéis comprobarlo. Fijar vuestros esfuerzos en un pequeño fin y creer en las posibilidades de realizarlo. Os daréis cuenta de que todo esfuerzo tiene su recompensa. Además, no creo que perdáis nada por intentarlo.

Dejemos de fijar la vista en lo malo y hagámoslo en lo bueno. Disfrutemos de los pequeños placeres de la vida como la comida, el sol, las charlas con los amigos, los momentos románticos en familia y no nos obcequemos tanto en lo que no sucedió o no debió suceder.

Porque amigos esto que estamos viviendo se llama vida y desgraciadamente, por lo que sabemos, solo hay una. Y si nos dejamos arrastrar por el desasosiego, la rutina, el miedo o la vagancia cuando queramos vivirla ya será demasiado tarde.

Si os parece voy a proponeros un plan. Es sencillo: intentar ser más felices cada día. Creo que es un objetivo bastante agradable y además todo lo que puede aportarnos es bueno.

Si pensáis en algún día en que no se sabe por qué razón os levantasteis felices y reflexionáis sobre lo que os ocurrió comprobaréis que todo fue bueno ¿Por qué? Os preguntaréis. Pues bien, eso se debe al simple hecho de que cuando nos sentimos bien con nosotros mismos desprendemos una energía positiva que atrae. Si no me creen también les invito a comprobarlo.

Bueno yo ya les he ofrecido un nuevo propósito. Ahora dejo en sus manos llevarlo a cabo o no. Además, también les voy a dar una pequeña pista para empezar. Comiencen realizando todo aquello que siempre han querido hacer.

15 M

Posted in Uncategorized on mayo 26, 2011 by inesgranados

Sólo dos palabras para tantas emociones. Pienso y reflexiono entorno a estas y miles de sensaciones recorren mi cuerpo: miedo, desolación, desesperación pero sobre todo rabia, mucha rabia.

Quizá muchos no entiendan el significado de estas palabras pero, es tanto lo que representan, que considero necesario que todo el mundo sepa entender lo que implican. 15 M es el día en que estalló la indignación de los más jóvenes que ven como cuatro desalmados sin cabeza han estado manejando nuestras vidas a su antojo. Y esta es la fecha elegida por ellos para reivindicar una democracia real. ¡No más corruptos en las listas electorales! ¡Basta ya de tomarnos el pelo a todos!

Por más que pienso no logro llegar a entender cómo alguien se puede lucrar a costa de las miserias de los demás. Es realmente aterrador que en pleno siglo XXI todavía no hayamos entendido de qué va la vida. Se ha dicho miles de veces pero parece ser que algún despistado no se ha enterado todavía “se pilla antes a un mentiroso que a un cojo” y por supuesto “quién la hace la paga”.

¿Y saben qué es lo peor de todo? Que encima de estafarnos y robarnos los ahorros de toda una vida trabajando esperan que luego seamos comprensivos y olvidemos sus errores como si nada hubiera pasado.  ¿Pero saben qué? Se equivocan. La gente no va a olvidar jamás tanto dolor. No vamos a callar. El mundo debe saber cómo nos sentimos y es precisamente cómo reza el lema de la campaña “Indignados”.

Por culpa de tipejos o tipejas a los que les gusta jugar con el dinero, millones de familias se han quedado en la calle, otros tienen que hacer verdaderos milagros para llegar a fin de mes y muchos ni siquiera tienen trabajo. Ya me gustaría ponerlos a ellos en la tesitura de tener que decir a los miembros de su familia: Lo siento pero estamos en la calle.

Yo creo que todo el mundo merece una segunda oportunidad pero también que muchas cosas no cambian. Y no creo que alguien que sea capaz de inflingir tanto dolor con premeditación y alevosía tenga muchos remordimientos.

Así que ¡Basta ya de tomarnos el pelo! ¡Basta ya de tantas mentiras! ¡Basta ya de tanta hipocresía y palabrería barata! Ya no vamos a perdonar más errores. Ha llegado el momento de cambiar las cosas y aunque sea sólo por una vez, hacer las cosas bien.

¿Conformarse o ganar?

Posted in Uncategorized on febrero 28, 2011 by inesgranados

¿Qué es el amor? Cuantas personas se habrán preguntado esto a lo largo de sus vidas. La verdad, es que no creo que me equivocara mucho si dijera que, prácticamente, todas. Porque el amor es uno de los grandes misterios de la humanidad. ¿Cómo de querernos tanto podemos pasar, tan rápido, a odiarnos? Pues, la respuesta es lógica, porque no hemos escogido a la persona adecuada

 Para mí,  el amor es un sentimiento que alberga los mejores propósitos y que logra sacar lo mejor y lo peor de uno mismo. El amor cuando es libre y verdadero te lleva a emprender las más grandes hazañas y cuando no lo es, las peores. Y,  por muy terrible que suene y  le pese a quién le pese, esto es así.

 Por eso, no es nada fácil encontrarlo. A lo largo de nuestras vidas vivimos espejismos de lo que puede llegar a ser pero sólo cuando lo tengamos delante y gocemos de los beneficios que comporta llegaremos a saber lo que significa.

Creo que hoy se juzga muy precipitadamente lo que es el amor. Existe tanto temor a la soledad que nos precipitamos al escoger y, ese, es un error que podemos lamentar el resto de nuestras vidas.  Como se ha dicho tantas veces, la paciencia es la madre de la ciencia.

Debemos esperar a que llegue la persona adecuada. Y ¿cómo lo reconoceremos? Os estaréis preguntando. Pues, porque llega justo en el momento adecuado. Cuando nos sentimos orgullosos de nuestros logros y de la persona en la que nos hemos convertido.

Lo primero que tenemos que hacer para encontrar al amor de nuestras vidas es encontrarnos a nosotros mismos. Ante todo,  debemos saber quiénes somos y cuál es nuestro fin último en la vida. Porque hasta que no nos sintamos completos y descubramos que hay detrás de tantas vivencias no podremos saber quién nos complementa.

No me canso de ver cómo nos equivocamos.  Observo cómo, día a día, se crean parejas que en otras circunstancias jamás hubieran estado juntas y que siguen estándolo sólo por comodidad,   dependencia, o por lo más indecente de todo, por miedo.

Y yo me pregunto: ¿Cómo podemos conformarnos en un tema tan delicado como es el amor?  La respuesta es clara, porque estamos acostumbrados a conformarnos con todo: con puestos de trabajo que no nos reportan disfrute alguno, con amigos que dejan mucho que desear y con parejas que no saben darnos lo que necesitamos.

Dejamos que pisoteen nuestros derechos porque no nos merece la pena luchar por ellos. Mejor conformarse con una vida medianamente digna que con un futuro incierto y arriesgado. Y ahí es donde voy. Si no acometemos riesgos jamás encontraremos el verdadero valor de la vida.

Por todo ello, os invito a luchar. No podemos resignarnos y dejar que nuestras vidas caigan en manos del destino. Si queremos llegar a ser alguien, debemos reflexionar y emprender acciones valientes, que conlleven riesgos y que tengan fines no lucrativos por los que merezca la pena esforzarse.

Arrepentirse es de sabios y sólo rectificando podemos entender el verdadero sentido de nuestras acciones. Todo objetivo comprende un camino largo y tortuoso pero la recompensa merece con creces el esfuerzo y empeño que hemos puesto para conseguirlo. Luchemos por un mundo mejor y hagamos que nuestras vidas cobren sentido.

Un mal sueño

Posted in Uncategorized on enero 27, 2011 by inesgranados

Me siento aterrada frente a mi futuro, tengo miedo de no encontrar trabajo y no porque no me sienta preparada sino porque no hay empleo. Me parece indignante la situación en la que nos encontramos los jóvenes hoy en día. Y más aún que nadie haga nada al respecto. No queremos palabras, queremos hechos ¿Cómo creen que nos vamos a independizar?  Sí, ni siquiera los recién licenciados, tenemos la posibilidad de encontrar trabajo.

Esta situación es desesperante. A lo máximo a lo que podemos aspirar es a simples becarios y eso porque a las empresas les sale rentable que sino… Y para colmo debemos soportar que,  día tras día,  se nos tilde de gorrones y vagos. Mucho hablar de la generación Ni-Ni pero poco de los recién licenciados que se mueren por encontrar un trabajo para demostrar su valía .

Y yo me pregunto: ¿Es que nadie va a hacer nada? Si es así, pienso que  los jóvenes deberíamos organizarnos para reclamar nuestros derechos cómo está sucediendo en Túnez y en Argelia para protestar por la subida de  precio de los alimentos y el paro o en Londres e Italia por el aumento de las tasas universitarias. Porque de lo contrario vamos a acabar todos en la calle.  Además, como ciudadanos de este país que somos, debemos luchar por nuestros derechos.

 Según la ley tenemos derecho a la educación, la sanidad, el trabajo y a una vivienda digna, entre otras cosas pero parece que a los peces gordos se les ha olvidado. Es una vergüenza que con los desorbitantes sueldos que cobran los políticos lo hagan todo tan mal.

Estos a lo único que se dedican es a embaucarnos con falsas promesas que nunca se llegarán a cumplir y a generar debates que no proceden y poco importan en estos momentos como son el tema de los toros, El Estatut, el uso del pinganillo en el senado o la nueva ley contra del tabaco . Y todo ello, para desviar la atención de lo que realmente importa,  la grave crisis que estamos atravesando.

Sinceramente, ya no creo en la clase política; mi fe en ella tiene un límite. Sólo puedo aferrarme a la idea de que algún día todo esto cambie. Se supone que el que estudia ciencias políticas lo hace con la esperanza de cambiar las cosas que no funcionan y encaminarnos hacia un futuro próspero. Pero empiezo a pensar que lo único que les enseñan es a mentir y a acabar con todas nuestras esperanzas.

Necesitamos políticos que se comprometan con los ciudadanos y lo necesitamos ya, porque nuestro país va rumbo a la deriva. Dicen que todo lo malo pasa por algo, pues yo pienso que esta bomba que nos ha estallado a todos en las manos significa que las cosas deben cambiar.

Nuestra ambición desmesurada nos ha llevado a la bancarrota y todos debemos aprender una lección: la ambición sin límites nunca lleva a buen puerto. Por ello, ahora debemos estar más unidos que nunca para afrontar esta crisis.

¡Basta ya de tantas guerras, tanta demagogia y tanta incompetencia! No vamos a conseguir nada con tanto rencor, tanta envidia y tanto odio. Ha llegado el momento de hacer las paces y rezar juntos para que todo esto que estamos viviendo no sea más que un mal sueño.

 

Falsa Navidad

Posted in Uncategorized on enero 5, 2010 by inesgranados

Es navidad y me siento herida y sola. No quiero pensar en ello pero, no puede dejar de hacerlo pues, mientras el resto sigue con sus vidas, yo pienso en qué hacer durante tantos días, ya que, no me esperan eventos familiares.

No puedo evitarlo, anhelo aquella época en que era una niña y todavía creía en la magia de la navidad, en que todo era posible y, sobre todo, en la unidad de la familia. 

Pero no podemos evitar crecer y con ello madurar y darnos cuenta de que las cosas no son tan bonitas como parecen. Crecer es volverse realista, ya que todo lo que antes te podía  parecer bueno, se vuelve oscuro.  Luces y sombras en eso consiste la vida  ¿No?

Mi propósito este año es volver a reunir a mi familia. Aunque, parece  bastante improbable porque una intrusa de amable semblante que se coló hace unos años en nuestras vidas se empecina en conseguir lo contrario

Desesperación, dolor, impotencia y frustración son los sentimientos que alberga  mi corazón. Parece ser, que ya nada es lo que parece y, que lo que antes parecía imperturbable, ya no lo es.

Pero no pienso desistir y derrumbarme. Mi objetivo es claro. No voy a permitir que una persona que no es de mi sangre entre en mi familia y la haga pedazos.  La esperanza es lo último que se pierde, dicen.

Soy consciente de que miles de personas padecen mi misma situación y, por eso, deseo compartir este sonrojante secreto. Ya que revelarlo confirma mi fin  y me anima a luchar.

La vida ya es demasiado dura como para no poder compartirla con los tuyos. Ellos son tus cómplices, los que te dan ánimos, los que pase lo que pase siempre estarán ahí para ti. Y si dejas que esos lazos se rompan, estás perdido. Porque, admitámoslo, no te puedes fiar de nadie.

El consumismo propio de nuestra época está acabando con todo sentimiento humano, sólo hay que mirar un poco a nuestro alrededor para darnos cuenta del espíritu consumista que arrasa en estas fechas y yo me pregunto: ¿Dónde está el amor?, ¿dónde están las ganas de estar con los nuestros?

Ahora empiezo a entender el porqué de esa nostalgia que afecta a miles de personas en navidad.  Seguramente se deba  al recuerdo de aquella época en la que eran felices y creían que todo era posible.

Ahora ya nadie te juzga por tu interior sino sólo por tu exterior. Es vergonzoso. Qué mas da lo que tengas, lo más importante en esta vida es poder tener gente a tu alrededor que desee tu felicidad y no tus bienes.

Aunque suene surrealista preferiría vivir la vida de un niño tercermundista antes que la mía ya que por lo menos ellos nunca perderán sus auténticos valores y lo más importante, siempre tendrán un hombro en el que llorar.

Lo mejor que nos puede pasar durante nuestra existencia es llegar a nuestros últimos minutos con la conciencia tranquila. De nada sirve tener tantas cosas porque al más allá lo único que te llevas es tu espíritu.

Todo esta palabrería  viene a la crisis familiar que acecha nuestros tiempos y,  todo,  debido a la guerra por las herencias. Parece mentira que lo único que importe cuando nos vamos al cielo es quién se quedará con nuestros bienes.

 

 

Por qué los jóvenes no tenemos ideología

Posted in Uncategorized on junio 19, 2009 by inesgranados

Es muy fácil criticar a los más jóvenes y echarles la culpa de todos los males que afectan a nuestra sociedad. Son inmaduros e inconscientes se dice pero, ¿acaso alguien se ha molestado en preguntarles qué piensan? Yo  creo que no.

En los tiempos que corren es muy difícil creer en algo y no porque hayamos perdido toda esperanza sino porque la clase política, día tras día, pierde credibilidad y con ello,  respaldo. Ya no podemos confiar nuestras vidas a los políticos, porque una vez llegan al poder se corrompen.

No dudo que muchos de los que han hecho historia tuvieran ideales en sus inicios pero una vez llegan a la cúspide, dicen adiós a todo valor y a toda promesa electoral. Cuánta hipocresía, cuánto sentimiento banal. Qué pena que la sociedad se haya convertido en esto.

Hoy en día no tiene sentido ser de izquierdas o de derechas porque todos actúan del mismo modo. Cuando llegan al poder asaltan las arcas del estado, se benefician de lo que pueden y al cuerno con las promesas a la ciudadanía.

En los últimos días han llegado hasta nuestros oídos miles de noticias relacionadas con la puesta en marcha de sonrojantes políticas sociales,  malversación de fondos,  estafas multimillonarias.  Y aún así se espera que nosotros sigamos velando por las instituciones públicas para que éstas acudan en nuestro rescate.

Libertad de expresión se predica, cuando ésta, en realidad, ni siquiera existe. Aquí determinadas personalidades no se tocan. Ya se sabe que mientras uno está en el poder goza de  inmunidad jurídica. Qué desvergonzados.  Encima de que nos estafan se les permite hacerlo con todo el descaro del mundo.

¿Qué se piensan que porque somos más jóvenes somos idiotas?  Pues, ya les voy adelantando que no. Y si no podemos hacer nada al respecto, al menos, no permaneceremos callados.

Es una aberración ver como se nos trata. Nosotros también somos seres humanos y tenemos derecho a decidir lo que queremos y merecemos. Si hemos luchado tanto por la democracia que sirva de precedente porque me parece a mí que todavía son muchos los que no entienden el concepto.

¡Basta ya! ¡Dejen de mentirnos!  Porque ya sea aquí o en otro mundo, todos seremos juzgados. Y todo aquél que se haya beneficiado de su astucia,  audacia y picardía pagará por ello, antes o después.

¡Dejen de manejarnos como a títeres! ¡No somos estúpidos!  No queremos políticos pedantes que lo único que hacen bien es mirarse el ombligo y desprestigiar al rival.  Queremos personalidades fuertes con un gran carisma pero, sobre todo, con un gran corazón para que velen por nuestros derechos.

Hasta qué punto es buena nuestra evolución

Posted in Uncategorized on junio 19, 2009 by inesgranados

Actualmente vivimos en la era de la información pero no como antaño ,hoy en día, se publica mucha más de la que  podemos llegar a asimilar. Y son muchas las ocasiones en las que me pregunto si realmente es bueno dar publicidad a hechos que predican el mal.

Día tras día llegan a  las redacciones de los diarios o a nuestras webs noticias sobrecogedoras de personas que han decidido tomarse la ley por su mano y realizar toda clase de actos bandálicos tales como: asesinatos, violaciones, robos, secuestros, etc.

Al leer las noticias nos horrorizamos pensamos: ¿Cómo ha podido llegar a esto tal persona? pero pasados unos minutos, todo lo que hemos leído se nos olvida y seguimos con nuestra rutina diaria como si nada hubiese pasado.  Y yo me pregunto ¿Hasta qué punto es bueno dar a conocer a estos criminales?

El ser humano por naturaleza está predestinado a equivocarse y sobre esta base nos apoyamos  para justificar nuestros errores. Esta situación es vergonzosa, simulamos que nos preocupa, que estamos indignados, que vamos a hacer algo y luego que, luego nada.

Deberíamos dejar de juzgar a las personas y preocuparnos más por lo que les sucede. Nadie llega a tales extremos si no ha pasado por una situación difícil. “El hombre y sus circunstancias” con este mítica cita lo digo todo.

Deberíamos dejar de hablar tanto y preguntarnos más acerca de lo que podemos hacer por los demás porque, sólo de este modo, salvaguardaremos nuestro legado y nuestra conciencia social.

Menos charlatanería y más políticas sociales, menos juzgar a las personas que han sufrido las consecuencias de nuestro sistema económico y político y más ayudas sociales, menos legalidad para el aborto y más ayudas a las familias, menos multas y más control.

Es muy fácil juzgar desde la distancia pero cuando uno pasa por tanto sufrimiento de nada le sirven las palabras de consuelo, ya que lo único que, en cierto modo, puede aliviar sus penas es ver como el mal se castiga.

¿Por qué nunca se publican noticias de gente que hace las cosas bien sino todo lo contrario? Deberíamos empezar a premiar a la gente que se lo merece, dar ejemplo y reconocer sus méritos públicamente y por otro lado, castigar a aquellas personas que prefieren saltarse las normas e ir por la vía fácil, aislándolos socialmente.

Deberíamos volver a nuestras raíces donde la ignorancia y el mal estaban duramente castigados. Deberíamos volver a poner orejas de burro a los ignorantes, cadenas perpetuas a los asesinos, pasear a los adúlteros en carros tirados por mulas.  Sólo de este modo acabaríamos con tanto mal y tanta corrupción.